Publicado por José Geraldo Magalhães em Geral - 13/09/2013

CMUSN Assembléia Missouri espanhol

Confederación participa de La Asamblea 2010,
de las Mujeres Metodistas Unidas
en st. Louis, Missouri, Estados Unidos

Una experiencia increíble la que vivimos al participar de la Asamblea 2010 en Estados Unidos, donde 7000 (siete mil) mujeres estuvieron reunidas en los días 29 de abril a 2 de mayo, en el Centro de Convenciones (America’s Center) en St. Louis no Missouri. Representando el Brasil, como invitada especial, fue la nuestra Presidenta Sonia do Nascimento, que llevó con ella la Vice-presidenta Leila Barbosa, la Secretaria de Atas Anita Quáglio de Souza y la Secretaria de Coordinación de  Educación y Colegio Episcopal, Ana Cláudia Lyra Fernandes como traductora.  Representando la CMMALC, fue la Presidente Jane Eyre Silva da Mata.
Explicar lo que sentimos al adentráremos en aquel lugar con tantas mujeres es difícil, pues sentíamos voluntad de reír de alegría y de llorar de emoción. Estábamos tan lonja de nuestra casa y oímos mujeres del otro lado del mundo alabando con himnos y canciones como las que alabamos de aquí, fue de verdad de tocar el corazón.
El Tema de la Asamblea fue:

“FE, ESPERANZA Y AMOR EN ACCIÓN”.

Declaración de la Visión de la Asamblea: Como Mujeres Metodistas Unidas que son discípulas de Jesús Cristo somos llamadas la compartir:
La Fe – nuestra creencia en la promesa de un nuevo cielo y de una nueva tierra;
La Esperanza – nuestra expectativa de atender a las necesidades de todos/as;
El Amor – nuestra hermandad de gracia y la promoción de la justicia;
En Acción – realizamos  a través de la Fe, de la Esperanza y del Amor en nombre de Jesús Cristo.
El texto bíblico que inspiró la Asamblea fue: Colosenses 1:3-6
El Tema de la Oferta de la Asamblea fue poner en acción nuestra fe, esperanza y amor. La oferta ayudará organizaciones y proyectos que trabajan con la salude global y cuestiones relacionadas a la justicia ambiental que afectan mujeres, niños y jóvenes en Estados Unidos y en todo el mundo.
Estas cuestiones serán encaminadas a través de acciones para educar y defender. Esto dará esperanza a las comunidades marginalizadas a través de aumento en el acceso la una cualidad de vida mejor, y tal vez más importante, capacitar mujeres, niños y jóvenes la respecto de las cuestiones.
Maravilloso y solemne también fue el momento de la santa cena, cuando siete mil mujeres recibieron la comunión al mismo tiempo, en una orden jamás vista por nosotras.
Durante la Asamblea casi toda, pudimos tomar conocimiento do que enfrentan los inmigrantes en la frontera con el México en estado del Arizona y a pesar de la tristeza y revuelta de hermos visto las situaciones que estas personas pasan, quedamos contentas en saber el trabajo que la Iglesia Metodista hace para ayudar a estos inmigrantes y de la lucha de la Iglesia por los derechos humanos de los inmigrantes. Inclusive una grande marcha fue realizada para llamar la atención de los gobernantes sobre la necesidad urgente de mudanza en las leyes sobre esta cuestión.
Pudimos participar del Proyecto Ubuntu, que viene al nuestro país en el fin del año, cuya filosofía es: yo existo porque usted existe, yo soy humano porque usted es humano, o sea, dependemos unos de los otros en toda y cualquiera situación. Grupos salieron por muchos lugares para uno trabajo humanitario curando heridas (físicas e espirituales) en cuanto otro grupo quedó preparando Kits que serán usados en los trabajos de atención a los inmigrantes que en la lucha para tentaren atravesar el deserto, pierden todo al ponto de sangraren sus pies de tanto caminaren, y estos kits contienen curativos, mantas, calcetines, jabonetes, cepillo de dientes, etc. La Iglesia Metodista levanta tiendas de tiempos en tiempos y voluntarios siguen para esto lugar para ayudaren a socorrer estas personas que muchas veces ni consiguen sobrevivir a las intemperies del  desierto o otras veces son presos por tentaren entrar en país ilegalmente.
Lo condado de St. Louis tiene trabajado con el Estado para ayudar estos personas (afirmación hecha por la ocasión del  taller sobre los inmigrantes).
Muchas cosas nos marcaran durante esta Asamblea, y podremos decir que hemos aprendido mucho con las mujeres Metodistas Unidas, mujeres de fuerza, de coraje y de acción. Llegamos a oír de una de ellas, durante un desayuno con diversas directoras, que “Debemos agredir lo que debe ser agredido y edificar lo que debe ser edificado”, en lo sentido de que precisamos aceitar los desafíos como oportunidad de que colocaremos en acción la fe la esperanza y el amor.
Después del termino de ala Asamblea, la División de Mujeres reuniéronse con oficiales invitadas, como nuestra presidente Sonia, para discutieren sobre como cada país y cada Iglesia se organizan, cuales sus recursos (no financieros). Fueran formados grupos donde cada representante colocó sus dificultades y por increíble que parezca, conforme palabras de Sonia, los pósters expuestos, tanto de la América Latina como del Congo etc., hablaban de la misma cosa: violencia, desempleo, analfabetismo, haciéndonos llegar a la conclusión, vivimos tan lejas unas de las otras, más somos iguales en la lucha por la justicia. Esa es la nuestra esperanza que con fe y mucho amor, aunque seremos victoriosas y viviremos días mejores.
Otras brasileñas presentes fueran las siguientes: Lidya Dolyra Soares de Oliveira y Ângela Soares de Oliveira, respectivamente madre e hija de la pastora Rosângela de Oliveira de la División de Mujeres y Gecilda Ferreira Domingues, madre del  Pastor Jorge Domingues, Secretario Geral da Board of Global Ministries.
Con certeza, jamás olvidaremos todo que vimos, oímos y vivenciamos en esta Asamblea.

Leila de Jesús Barbosa
Vive-presidenta de la Confederación e Secretaria de Literatura de la CMMALC

• clique para ver o álbum de fotos



Posts relacionados