Publicado por José Geraldo Magalhães em Geral - 13/09/2013

morreu bispo Peru

Acabamos de receber a notícia de que o Rev. Marco Ochoa Amoretti, 82 anos, bispo Emérito da Igreja Metodista e um dos maiores incentivadores diálogo inter-religioso em seu país, faleceu no dia 17 de setembro. Amoretti também fez parte da diretoria do Conselho Latino Americano de Igrejas, CLAI, e recebeu várias distinções nacionais e internacionais. O site da Igreja Metodista do Peru diz que o bispo marcou a vida de muitas pessoas como um exemplo de fé e de compromisso com a vida, com a justiça e a liberdade. Derramando amor e misericórdia sem fazer distinção de cor, credo, gênero ou pensamento ideológico". Um servo de Deus não poderia esperar melhor homenagem.

Veja abaixo a notícia na íntegra:

PERÚ
Falleció Obispo emérito de la Iglesia Metodista, Marco Ochoa Amoretti


Lima, viernes, 19 de septiembre de 2008 (ALC) - A los 82 años falleció el miércoles
17 de setiembre el Obispo emérito de la Iglesia Metodista del Perú, Marco Ochoa
Amoretti, uno de los principales impulsores de la apertura de relaciones entre los
evangélicos y católicos en el país. Ochoa fue elegido obispo de la Iglesia
Metodista, primera iglesia evangélica en el Perú, en tres oportunidades: en 1978,
1986 y 2000.

Desde su primer período formó parte del "movimiento ecuménico", corriente que
impulsaba las relaciones y el diálogo entre todas las iglesias cristianas. Como
parte de ese esfuerzo tuvo varias reuniones con el Arzobispo Juan Landázuri
Ricketts.  Juntos firmaron varios pronunciamientos para promover la unidad y buenas
relaciones entre las iglesias católica y evangélica.
Tras estos acercamientos nació el Comité Interconfesional del Perú, que hoy agrupa a
todas las confesiones religiosas del país. 
A la luz del crecimiento de los evangélicos -hoy constituyen el 12.5 por ciento de
la población del país, según el censo 2007 INEI-, la importancia del diálogo entre
las iglesias revestiría mayor importancia. 
Posteriormente Ochoa integraría la directiva del CLAI (Consejo Latinoamericano de
Iglesias) y vicepresidente del Comité Ecuménico de las Iglesias de Lima.
Cuando en 1979 el presidente de la Asamblea Constituyente, Víctor Raúl Haya de la
Torre, convocó a los evangélicos para trabajar el tema de la libertad de culto y
percibió la ausencia del representante de la Iglesia Metodista, pidió expresamente
que el Obispo Marco Ochoa fuera llamado.
Haya de la Torre hizo recordar a Ochoa que sentía especial aprecio por los
metodistas porque no le cerraron las puertas durante su persecución política.
Entre 1973 y 1980, Ochoa brindó el apoyo de la Iglesia Metodista peruana a exiliados
chilenos y argentinos que dejaron su país tras los golpes militares. 
Lo hizo desde una perspectiva de defensa de los derechos humanos, tema que, junto
con la búsqueda de la paz, marcaría su derrotero y prédicas.  En el año 2006 fue
homenajeado al cumplir 45 años como pastor.  
Fue asesor nacional de los Scouts Evangélicos, llegando a formar parte del Consejo
Nacional de Scouts del Perú.  Ostentó distinciones nacionales e internacionales,
entre ellas: Miembro del Consejo de Iglesias Evangélicas de América Latina,
Vicepresidente de la Casa de la Amistad Peruano - Nicaragua, Vicepresidente del
Comité Ecuménico de las Iglesias de Lima, Socio Fundador de CEDRO, Fundador del Coro
Carlos Wesley, fue considerado como uno de los grandes oradores sagrados llevando el
mensaje a miles de miles de creyentes en América.
Ochoa nació el 2 de febrero de 1926 en la ciudad de Chincha alta provincia del
departamento de Ica. Sus padres y abuelos eran metodistas; su bisabuelo materno, un
protestante de la iglesia valdense en Italia. Casado con la argentina Elizabeth
Jara, el obispo Marco Ochoa tuvo cuatro hijos hombres y una hija espiritual.  Tres
de ellos son también pastores de la Iglesia Metodista.   
La Iglesia Metodista de Perú dice en su página web: "Sus huellas quedarán
profundamente grabadas en la vida de muchas personas como un gran hombre de fe y de
compromiso con la vida, la justicia y la verdad. Derramando amor y misericordia sin
hacer distinción de color, credo, genero o pensamiento ideológico."
Los funerales se realizaron ayer por la tarde en el Cementerio Parque del Recuerdo,
Lurín.
Fuentes: Buen Gobierno y Prensa Iglesia Metodista
 



Posts relacionados