Publicado por José Geraldo Magalhães em Mulheres - 10/04/2013

Día Mundial De Oración 2013

 Volta Redonda, Iglesia Central 

El Día Mundial de Oración fue conmemorado por millares de mujeres cristianas de todo el mundo. Es un día muy especial porque personas de muchos países, de raza, lengua y cultura muy diversas, consiguen unirse a través de oración en el mismo día, una vez al año. Es un movimiento que acontece siempre en el primero viernes de marzo y la liturgia o programación es preparada con mucho cariño por un determinado país.

“En el Día Mundial de Oración, mujeres de todo el mundo afirman su fe en Jesús Cristo; comparten sus esperanzas y temores, sus alegrías y tristezas, sus oportunidades y necesidades.

A través del DÍA MUNDIAL DE ORACIÓN, mujeres son encorajadas:

 

 A se concientizaren de lo que acontece en el mundo y a no vivieren aisladas;
A se enriquecieren con experiencias de fe vividas por cristianos de otros países;
A llevaren las cargas de otras personas, orando con y por ellas;
A reconocieren sus dones y talentos y usarlos en beneficio de la comunidad.

 

A través del DÍA MUNDIAL DE ORACIÓN, las mujeres reconocen
que la oración y  la acción son inseparables y que ambas tienen
incontestable influencia en el mundo.”

 

Este año el privilegio fue dado a la Francia, y pudimos conocer un poco de la historia de este país y meditar sobre el mismo tema “ERA FORASTERO Y MI HOSPEDASTE”. Estas mujeres nos llevaran a reflexionar sobre ¿“Cuál es el contexto social actual? ¿Sobre lo que significa no explorar el extranjero? ¿Cómo nosotras acogemos los inmigrantes en nuestro propio país hoy? ¿Cómo podemos  hacer dentro de nuestras Iglesias de acuerdo con una ética al servicio de la vida y de todos los seres humanos?

Debemos, por lo tanto seguir el ejemplo de Jesús que nos enseñó a mirarnos todos como iguales, y juntos/as debemos actuar y servir en el reino de Deus.

Era forastero y mi hospedaste” (versículo 35) –  proporciona la inspiración para el tema central del DMO- Francia – es para nosotras un llamado para actuar. Vamos tratar el inmigrante o el extranjero como está escrito en Levítico 19: 34-36, que hacen eco en Mateos y otros textos.

           

En el final de la programación fuimos conducidas/os a un momento especial, en el cual recibimos un pedazo de cinta colorida y fuimos orientadas/os a virar para la persona al nuestro lado e compartir un tiempo en que fuimos un extraño/a y fuimos acogidos/as. Después de este cambio, las cintas fueran amarradas unas a las otras y levantadas de forma a sentirnos que estábamos todos/as ligados, y así, el cordón de cintas fue puesto en el altar.

Envío e Bendición:

“Yo era extranjera y mi hospedaste”. Pueda, la manera como nosotras miramos un al otro, ser de ayuda para vivir. Pueda,  nuestra sonrisa traer calor, puedan, nuestras palabras ayudar a sostener la vida. Pueda,  nuestra presencia tornarse un apoyo. Pueda, Dios,  nuestro Padre, asegurar fuerza al nuestro testimonio. Pueda, Jesús Cristo, dirigir nuestras acciones. Jesús nos dijo: “Yo afirmo que, cuando ustedes hicieren esto, al más humilde de  mis hermanos, de fato fue a mí que lo hicieron.” Pueda la bendición de Dios Trino estar con nosotros a fin de que  su paz pueda reinar en un mundo de solidaridad crecente. Esta es la promesa del mundo que ha de venir. Amén.

Leila de Jesus Barbosa
Presidenta

 

Fotos de la conmemoración en otras Iglesias



Posts relacionados